LAS PRUEBAS DE SAN JUAN

Otra costumbre que llegó juntamente con la fiesta de San Juan y que también se practica en España son las pruebas para adivinar el nombre del futuro esposo/a y otros datos. Para ello se valen de diversos medios.

EL PLOMO DERRETIDO

Para saber si el novio será alto, flaco o gordo y bajo se derrama plomo derretido en una vasija o sobre arena. Allí quedará formada una figura que una "pruebera" podrá interpretar.

LAS GOTAS DE VELA

    También se pueden conocer las iniciales del nombre del futuro marido dejando caer veintiún gotas de esperma de una vela encendida sobre una palangana con agua. Las gotas formarán figuras, o letras mediante las cuales podrá saber quién será su marido.

LOS LIMONES

CCon los limones se hacen varias pruebas. Las jóvenes deben tomar frutas de un limonero, a la medianoche del 23 de junio, sin mirar. Si eligió un limón maduro se casará con un hombre maduro y si era un limón verde, el futuro esposo será joven. Otra adivinanza se hace al escuchar el canto del gallo, en la madrugada del 24 de junio, yendo hasta el árbol y sin mirar, con los ojos cerrados tomar un limón y mirarlo luego. Si el limón está maduro el futuro esposo será maduro o viejo y si está verde será joven.

    También se pueden poner dos limones debajo de la almohada en la noche que va del 23 al 24 de junio, en cada limón se escribirá el nombre de un pretendiente. A la mañana siguiente, con los ojos cerrados, se toma un limón y se mira el nombre. Ese será el del marido de la joven.

LA PRUEBA DEL BANANO

    El 23 de junio, puede ser al mediodía o a la medianoche, se introduce toda la hoja de un cuchillo en el tronco de un banano y se lo deja hasta el mediodía de 24. Sacarlo e interpretar las figuras que formó la herrumbre, en ocasiones son letras que pueden ser las iniciales del hombre que se casará con ella.

paprin.gif (7469 bytes)Pagina principal